Vinos

Descorchados 2019. “Una experiencia de lujo”.


El pasado jueves 19 de diciembre, a partir de las 19:00 horas, en las fantásticas terrazas del Hotel Gran Mandarín, Santiago. Se dio cita a la decimonovena versión de la “Feria de Vinos de Lujo Descorchados” y, que contra viento y marea, por la contingencia nacional, afortunadamente para todos los profesionales y amantes del vino, se pudo realizar.

Es que esta feria, ya se ha transformado en un vino con cuerpo, exuberancia y mucha elegancia. Bajo la Guía Descorchados que año a año lidera in this article el periodista especializado Patricio Tapia, encuentro en el que participan más de ochenta y cinco de las viñas chilenas del más alto reconocimiento nacional como internacional.

Sin duda hoy por hoy, esta feria debe ser considerado uno de los eventos más importantes de la comunidad vinícola, siendo la ocasión precisa para degustar en un solo lugar todos los vinos icónicos y Premium galardonados por la guía, junto a la exclusiva propuesta gastronómica del hotel, con una exhibición  gastronómica internacional con productos y preparaciones de primera calidad.

Por otro lado resalta la posibilidad, a veces única, de poder interactuar con los enólogos y, en algunos casos con los dueños de las viñas, quienes están a la cabeza de cada uno de las demostraciones y degustaciones.

Por mi lado, destaco sin lugar a duda, vinos excepcionales que tuve la oportunidad de degustar por primera vez como otros, ya tanteados en años atrás, además de algunas sorpresas que aún no salen al mercado nacional, como la edición limitada Cauquén de la viña Undurraga y Tayú de la viña San Pedro, entre otros. Por su lado destacamos como vinos revelación Montañas de Puquillay Alto cosecha 2014 de la Viña Luis Felipe Edwards y Ninquén cosecha 2016 de la viña Montgras.

Por su lado los de mayor altura, estuvieron de la mano de morapios, tales como: Las Tres Marías cosecha 2011 de la viña Gandolini, Pewen de Apalta cosecha 2018 de la viña Santa Rita, El principal Andetelmo cosecha 2016 de la viña El Principal; Zahir cosecha 2011 de la viña Calyptra, Domus Aurea cosecha 2016 de la viña Clos Quebrada de Macul con magníficos resultados. Finalmente mención especial para Don Melchor cosecha 2017 de la viña Concha y Toro, Almaviva cosecha 2017 de la viña Almaviva y Seña 2017 de la viña Seña, quienes destacan como grandes entre los grandes.

Dichas degustaciones me permiten recalcar lo redondo de las añadas 2016 y 2017, para nuestro país en estas lides. Y con esté verdadero éxtasis de vinos y emociones vividas, ya estamos contando los días para la próxima edición 2020.
Antonio Brillat
Columnista Gastronómico
https://www.facebook.com/antoniobrillat