Plaza de Yamma el Fna, Marrakech, Marruecos

HomeNoticias

Plaza de Yamma el Fna, Marrakech, Marruecos

Pocas veces en la vida te sientes tan lejana del hogar que difícilmente entiendes el idioma, como interactuar con otras personas, el paisaje que ves y

¿Pinot Noir, la hizo el diablo?
Barney, el Barman robot Suizo
Merluza frita al estilo sureño

Pocas veces en la vida te sientes tan lejana del hogar que difícilmente entiendes el idioma, como interactuar con otras personas, el paisaje que ves y la comida que comes. En estos últimos días, esos momentos que se transforman en joyas brillantes entre tantos días similares llenos de rutinas, especialmente en el encierro y la distancia social, han estado volviendo a mi cabeza repetidamente, pero en particular el día que llegué a Marrakech y conocí la Plaza de Yamma el Fna.

Esa plaza para mí siempre fue símbolo de esos lugares lejanos que difícilmente llegaría a conocer y que solo vería en programas de canales de viaje, canales que veía mucho cuando niña ya que solo tenía cable pirata y los canales con programación más variada estaban desconectados.


Llegar allí no fue fácil, primero un breve viaje en barco por el estrecho de Gibraltar desde España, luego unos días en la impresionante ciudad azul de Chefchauen y finalmente infinitas horas en bus hasta llegar a Marrakech.

Lo primero al llegar a esta mística ciudad fue dar un recorriendo por la medina, barrio antiguo de la ciudad. Después de horas de estar viendo por primera vez mujeres vestidas con burkas, escuchando a gente hablar un idioma que no logre descifrar y de perderme entre los pequeños pasajes de esa parte de Marrakech, esa sensación de lejanía se hacía más presente que nunca, pero a medida que las horas iban transcurriendo la plaza principal de la ciudad se iba transformando en un gran comedor con diferentes puestos que se iban instalando rápidamente y se iba convirtiendo en una escena que alguna vez vi en programas de Anthony Bourdain o David Chang.

Por ser un país principalmente musulmán, la venta de alcohol en estos sectores importantes esta prohibida, pero en su remplazo está el té marroquí, el que venden en las terrazas alrededor de la plaza para ver el atardecer. Llegue allí un poco asustada por lo que había vivido, además estaba acompañada de alguien que había conocido en el hostel solo unas horas antes, pero al tomar esa dulce combinación de té verde y menta fresca a una temperatura cálida que te entrega contención, fue imposible contener el llanto de la emoción por ver desaparecer el día en un cielo rojo intenso, las luces de los locales ya instalados en la plaza y escuchar esos sonidos muy particulares del norte de África.


Después de ese momento de fuertes sentimientos solo quedaba ir a recorrer eso locales que me llamaban desde abajo con esos humos saliendo de cacerolas y del fuego para el tajín. Para romper el hielo brutalmente, lo primero que probé fueron unos caracoles cocidos que por 10 dirham (unos $900 pesos chilenos) te los entregan con sopa y unos mondadientes para ganarles la batalla al tratar de sacarlos. Luego fui por una sopa que solo valía 3 dirham que te daba la fuerza necesaria para seguir con el tradicional tajín marroquí, el que se prepara en unas vasijas que van directo al fuego y que puedes disfrutar conversando en mesas compartidas donde desconocidos se sientan juntos y el distanciamiento social era algo impensado.


Si estas en Marrakech es posible no entender el lugar en que estas, pero siempre puedes ir a la Plaza de Yamma el Fna lugar en que podrás reconfortarte en el calor del cuscús, el olor las brochetas de cordero o incluso en la viscosidad de unos caracoles cocidos, que si bien te recuerdan que estas muy lejos de lo que llamas hogar y que tu zona de confort es algo que quedo a mucho kilómetros atrás, queda imperante la sensación de que estas viviendo una aventura, de que llegaste mas lejos de lo que muchas veces en la vida pensaste y que finalmente estas comiendo lo que habías visto tantas veces en esos programas de viajes que veías en la infancia.

Mery Patiño
https://www.instagram.com/comoynomecallo/

COMENTARIOS

WORDPRESS: 1
  • comment-avatar
    Macarena 1 año agosto

    Me encanto esta columna! 👏👏👏👏
    Muy interesante, entretenida y bellamente escrita
    ⭐️⭐️⭐️⭐️⭐️

DISQUS: 0